Follow by Email

martes, 21 de marzo de 2017

Lo femenino no siempre es cualidad de la mujer

La violencia de género no debe ser entendida como agresión del hombre hacia la mujer necesariamente.  Dan prueba de ello todas las mujeres audaces que aún luchan por encontrar lo femenino en el ataque habitual de la mujer hacia la mujer.
Es claro que me estoy involucrando y comprometiendo con mis palabras, ya que siendo mujer esto es inevitable. Por esa razón me apasiono y expongo mi experiencia, que sigue siendo dolorosa aún en tiempos en los que ofender a la mujer está muy mal visto...
Pero no es sólo la mujer la intolerante de la mujer, con la costumbre de favorecer al hombre conscientemente o no, sino es una intolerancia general de las personas, sin importar su sexo, a toda expresión de aquella que además es extranjera o diferente. Es siempre por el punto débil, quien es más vulnerable, por donde la impotencia y resentimiento se descargan. Y es mayormente la mujer quien más se expresa y lo hace más intensamente, por ende es común ser mujer violentada por la mujer... aunque es más vergonzoso reconocerlo.
La mujer abandona y discrimina mayoritariamente a la mujer, y es más tolerante, compasiva y curiosa hacia el hombre, incluso hasta sin importar su precedencia o antecedentes. Es tan así que la mayoría de las mujeres encarceladas lo están por favorecer a un hombre, por influencia de éstos. Lo cual muestra lo delicado del asunto: una mujer es aún más peligrosa que un hombre al ser astuta en  múltiples aspectos; es aún mas sociable y con riqueza comunicativa; tiene un mayor rango de apasionamiento y puede lograr que otros justifiquen sus propios hechos, se ampara en las cualidades femeninas como la compasión para luego asestar los golpes más bajos (que contradicen la misma compasión)... Por lo tanto su astucia radica en mantener al otro nunca preparado para el golpe.
El argumento de una madre para con su hija es "las mujeres somos más fuertes", "luego tendrás tu casa y harás ahí lo que quieras", "no le queda bien a un hombre que vista a sus niñas, no le queda tan rica la comida, no son ellos tan buenos limpiando, ellos tampoco son buenos hablando de temas delicados...", entonces el mensaje final es que hay que ser una mártir y aguantar hasta tener a otra mujer con la que vengarse mientras una sigue eternamente preguntándose donde está lo femenino si no es en los tacos y el maquillaje...
Ser mujer hoy es estar sola en todo, mentirle al resto de las mujeres y hacerse sorda de la molesta voz interior, pretender fortaleza y sabiduría y compasión, postergar y postergar, ser perfecta pero delicada entre hombres, estar a la moda en como vistes, dices y haces, tener hijos y luego dejarlos abandonados en el mejor kinder o no tener hijos y que te traten de infértil o menos mujer... Para mí ser mujer es ser básicamente una persona y luego un misterio con demasiadas exigencias ridículas y hasta injustas.
Qué es lo femenino?... tal vez flashes de ternura y generosidad en cualquier ser humano cuando su luz interna es suficientemente fuerte.

Si es posible pedir algo a quien esté disponible es: por favor, trascendamos las palabras, veamos al ser en su corazón y tengamos fe en esa persona que está delante de nuestros ojos. Reconozcamos nuestra soledad y dolor y tal vez así sea menor la intolerancia hacia los otros... Sumemos!

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo con Romina en cuanto a que ser mujer es ser una persona y como personas somos todos diferentes, con nuestras virtudes y nuestos defectos, y así como las mujeres son mejores para algunas cosas y los hombres mejores para otras no quiere decir que no podamos compartir TODO, y no excusarnos en frases antiguas para asumir todas las responsabilidades que deberían ser compartidas.

    ResponderEliminar

Este es tu lugar para dejar comentarios: